08.06.2018

5 reglas que hay que conocer para realizar un buen cuadro de mando financiero

No se puede improvisar un cuadro de mando financiero. Existen unas reglas que hay que respetar y algunos tips que hay que conocer para lograrlo. Las vamos a explorar para aprender a construir un buen cuadro de mando financiero.

El reporting financiero es indispensable porque permite a las empresas, de la pequeñas a las multinacionales, basarse en indicadores claves para manejar su actividad. Por otra parte, el marco de normalización internacional (IFRS), además de cambios de métodos contables, impone una presentación general de los estados financieros.

reporting finanziario

Hoy día, en la mayoría de las empresas, las comunicaciones han estallado : comunicaciones financieras para los inversores, aplicación de las nuevas normas contables, supervisión de las funciones de gestión, contabilidad y finanzas…

 

Cada vez más direcciones financieras piensan hoy en la posibilidad de un reporting unificado y el cuadro de mando financiero se convirtió en la principal herramienta para tomar decisiones. Os presentamos aquí algunas reglas que hay que conocer para dominar el reporting financiero.

 

Entender Correctamente la necesidad del usuario antes de empezar

 

Antes de empezar, preguntaos acerca de la forma de vuestra empresa, el mercado en el cual evoluciona y sobre todo las necesidades del usuario final. Para ser capaz de escenificar los datos – etapa inevitable para darle vida a vuestro cuadro de mando financiero –, hay que conocer el contexto de la utilización. Cada empresa y profesión del mundo de las finanzas tiene un uso particular y único de sus datos.

 

Centrarse en las profesiones permite identificar los datos más importantes : principales fuentes de ingreso de la empresa (por producto, por región, por canal de distribución, etc.), principales fuentes de costos de empresa (costos fijos, costos variables en valor o porcentaje, etc.), recursos claves de la empresa…

 

No existe un cuadro de mando tipo en finanzas. Cada área, cada profesión, cada industria tiene sus propios códigos y es porque hay esta pluralidad que se exige un nivel de personalización avanzado.

Tableau de bord financier

 

 

Un cuadro de mando financiero no debe ser exhaustivo !

 

El riesgo de hundirse debajo de las informaciones financieras es uno de los primeros escollos que encontramos al elaborar un cuadro de mando financiero. Una primera medida para evitarlo es concentrarse en la información disponible en el momento requerido.

 

La segunda es jerarquizar sus indicadores de  rendimiento o KPIs por importancia. Una sola orden : ir a lo esencial. No olvidéis que un cuadro de mando tiene dos funciones: ser útil para la toma de decisiones y permitir su comunicación a los gerentes o al equipo. Va en contra de la intuición, los creadores de dashboards financieros suelen temer poner de lado informaciones capitales. Sin embargo, nadie quiere ni puede seguir la actividad de su empresa con 20 indicadores.

 

Leonardo Da Vinci escribió : « la simplicidad es la máxima sofisticación ». Una visualización clara permite a su audiencia centrarse más en los datos que en descifrar una diapositiva. Una presentación lograda es un mensaje fuerte, contextualizado y basado en sus datos.

 

 

Elegir indicadores de rendimiento que cuentan una historia

 

¿Cuál es el objetivo de la elaboración de un cuadro de mando financiero? ¿Se trata de respaldar la gestión de un proyecto en particular, de presentar una visión analítica acerca de la actividad de la empresa (cuadro de mando de control de gestión) o, simplemente, de tener una visión de los principales indicadores financieros en un instante “t” ?

 

Las nuevas tecnologías en Data Visualisation permiten generar gráficos y cuadros de mando interactivos con diseños cautivadores. La Dataviz permite navegar fácilmente de una información a otra al usar bases de datos extremadamente importantes.

 

Durante una presentación, el objetivo no es simplemente dar sus resultados sino ofrecer una visión de conjunto de su actividad. Hay que buscar la granularidad y entender las razones de una fluctuación precisa. Para permitir a una audiencia entender los datos, se debe realizar un esfuerzo pedagógico para contextualizarlos. Es lo que llamamos el data storytelling.

 

Cada KPI cuenta una historia acerca de la actividad de la empresa. Sea en el área de recursos humanos acerca de la evolución de los efectivos o en él de finanzas acerca de la compresión de los resultados, cada dato lleva un mensaje. Confucius decía: « una imagen vale mil palabras ». Cada gráfico debe tener un mensaje claro y preciso para facilitar la comprensión de informaciones complejas.

 

 

Un cuadro de mando es una herramienta evolutiva

 

Vuestro cuadro de mando financiero no es el final de todo. Consideradlo como una etapa en un proceso de decisión. Por lo tanto, es absolutamente necesario actualizarlo periódicamente y perfeccionar su pertinencia.

 

Esto permitirá a los de la junta decisoria de la empresa ajustar los ciclos de decisiones con el ritmo de publicación del cuadro de mando y así hacer de éste una verdadera herramienta de pilotaje del rendimiento de la empresa.

 

Vuestro entorno, vuestros proyectos, vuestros objetivos y vuestras restricciones evolucionan, un buen cuadro de mando acompaña esta evolución, no la guía. Por lo cual, siempre tenéis que verificar que vuestro cuadro de mando lleva indicadores que siguen correspondiendo a vuestras necesidades para ayudar a vuestros equipos a actuar. Un indicador que no provoca ninguna acción en caso de cambio brusco es un indicador deficiente.

 

 

Un indicador por pantalla

 

¿Cansado de nunca entender los cuadros de mando de los demás ? No hagáis lo mismo.

 

Si los datos son fáciles de leer, su comprensión será más rápida. Y así se facilitará la toma de decisiones. Por otra parte, los lectores no siempre saben del formato de los datos que se les presentan. Por lo cual, es importante hacer que la información sea accesible.

 

Un gráfico debe tener un solo mensaje. Los cuadros de mando presentan a menudo decenas de indicadores y gráficos que pierden a la audiencia. No acumuléis vuestros gráficos. Presentad una idea, una visualización por pantalla. Desarrollad vuestras ideas en varias diapositivas.

 

Ya lo habréis entendido, construir un buen cuadro de mando financiero no quiere decir resumir un máximo de informaciones técnicas en una presentación la más corta posible, pero sí quiere decir hacer que estas informaciones puedan ser entendidas por más gente. Seleccionad las informaciones más pertinentes e poneros en lugar de vuestros lectores. Vuestro cuadro de mando tiene que hablar por sí mismo. Si podéis mandarlo al destinatario si más comentarios, ¡lo habéis logrado!

 

 

Descubre nuestra oferta dedicada a profesionales de las finanzas. Obtenga un paquete de aplicaciones financieras simples y procesables para su negocio. Más información sobre este Cokpit financiero.

 

 

 

 

 

 

Alice Cazal, Country Opener @Toucan Toco

 

à lire aussi